Proclama de la Junta Revolucionaria de Madrid en 1868


JUNTA SUPERIOR REVOLUCIONARIA DE MADRID

CIUDADANOS:

Constituida esta Junta, su primero y más grato deber es saludaros en nombre de ese venerando principio del sufragio universal, fuente de todos los poderes en el derecho político moderno, de ese principio que, apenas proclamado desde los muros de Cádiz, ha sido aplicado por vosotros para investirnos con vuestra más omnímoda confianza. Corresponder á ella, interpretar vuestros sentimientos, hallar la fórmula de vuestras aspiraciones, tal es el deseo de esta Junta, mal segura sin embargo de elevar su misión á la altura de las circunstancias.
Inspirándose en vuestro patriotismo, procurará, por cuantos medios estén á su alcance, contribuir á que el Gobierno provisional que está para formarse, sea la más genuina y directa personificación de una revolución que aspira á levantar, por medio del ejercicio de la soberanía nacional, el edificio permanente é incontrastable de las públicas libertades.
Grande es la seguridad que la Junta abriga en que la obra inaugurada por los gloriosos caudillos de la revolución llegará á verse coronada por las Cortes Constituyentes. Antes de que éstas se reúnan, antes de que el pueblo todo, el magnánimo pueblo español, que no se levanta nunca unido y compacto que no sea para asombrar al mundo, elija sus representantes, preciso es remover muchos obstáculos, allanar un campo sembrado de escombros, sustituir rápida, enérgica, valerosamente a lo que ha dejado de existir, una organización provisional; pero tan robusta y completa, que merezca ser sancionada en su conjunto y perfeccionada en sus detalles por los futuros y supremos legisladores. Ese es el gran papel reservado á los nuevos gobernantes del país, y la Junta confía en que sabrán cumplir su cometido tan dichosamente, que correspondan desde el primer momento con sus actos á la espectación universal que la revolución española despierta en estos instantes en el mundo entero.
Confianza pues, confianza completa en los iniciadores de la revolución, en los eminentes patricios que han tomado sobre sus hombros la obra de nuestra regeneración política y social, os aconsejan y recomiendan vuestros elegidos.
¡Abajo los Borbones! ¡Viva la soberanía nacional! ¡Viva el sufragio universal! ¡Vivan los caudillos libertadores! ¡Vivan el ejército y la marina!

Madrid 7 de Octubre de 1868.

Presidentes honorarios: Duque de la Torre, Marqués de los Castillejos.
Presidente efectivo: Joaquín Aguirre.
Vicepresidentes: Nicolás María Rivero, Marqués de la Vega de Armijo.
Secretarios: Inocente Ortiz y Casado, Telesforo Montejo, Felipe Picatoste, Francisco Salmerón y Alonso.
Diputados: Gregorio de las Pozas, Carlos Rubio, Eduardo Martin de la Cámara, Práxedes Mateo Sagasta, Francisco García López, Laureano Figuerola, Vicente Rodríguez, Fermín Arias, Pedro Martínez Luna, Francisco de Paula Montemar, Manuel Cantero, Nicolás de Soto, Pascual Madoz, José Olózaga, José Cristóbal Sorní, Juan Sierra, Julián López Andino, Baltasar Mata, Camilo Laorga, Juan Fernández Albert, Juan Antonio González, José Simón, Antonio Buenavida.

FUENTE
Asturias Republicana

IMÁGEN
Gobierno provisional de 1868: Figuerola, Sagasta, Ruiz Zorrilla, Prim, Serrano, Topete, López Ayala, Romero Ortiz y Lorenzana. Foto de J. Laurent.