El "Caso Odyssey". Mayo de 2007


En la serie de artículos que viene a continuación quiero mostrar un seguimiento que he llevado a cabo a través de la prensa respecto a un suceso que se ha dado lugar en España, aunque otros países han entrado de una manera u otra en el "conflicto", se trata del “caso Odyssey”. Una historia de expolio arqueológico submarino que se ha convertido en un auténtico “culebrón internacional” y que no parece que vaya a solucionarse en un corto plazo.

Mi objetivo es mostrar a través de una serie de artículos esta historia, reciente y de gran envergadura, de expolio arqueológico.
El artículo que sigue será el correspondiente al mes de mayo, el cual supone el origen de la crónica. La prensa utilizada es básicamente en idioma español, con lo que la crónica quizá pueda quedar algo sesgada.

Odyssey Marine Exploration es una empresa privada estadounidense, propiedad de Greg Stemm, un antiguo agente publicitario transmutado en cazatesoros; fundada en 1994 y con sede en Tampa (Florida) dedicada a la exploración y recuperación de naufragios, para su posterior beneficio como el pago a sus servicios o la apropiación de lo encontrado.


La primera noticia respecto a este suceso concreto, la encontramos el 19 de mayo del presente año, un día después del anuncio del hallazgo por parte de Odyssey. El titular de El País decía “Cultura sospecha que la empresa Odyssey podría haber expoliado el patrimonio español” [1]. Según el artículo, Odyssey anunció el día anterior, “…el hallazgo de un buque hundido con un valioso botín, cuya nacionalidad y lugar de procedencia se negó a facilitar”. Dicho botín estaba valorado en 370 millones de € en las 17 toneladas de monedas de plata y oro.
El Ministerio de Cultura denunció a la Guardia Civil la sospecha de un posible expolio arqueológico en aguas españolas, ya que Odyssey sólo tenía permisos para su exploración frente a las costas de Gibraltar (mar de Alboran) siendo territorio británico, más concretamente sobre la búsqueda del navío británico HMS Sussex, cuyo naufragio databa de 1694 que fue localizado recientemente.
La Guardia Civil a través del Grupo de Patrimonio Histórico se comprometería a velar por la naturaleza del hallazgo.

La cuestión es que Odyssey se negó tanto a la identificación del pecio, su nacionalidad y su procedencia, según Cinco Días [2], esta confidencialidad fue tomada por la empresa “…para evitar conflictos legales, en los que ya se ha visto envuelto.” Añade que Odyssey se amparó “…en la naturaleza secreta del proyecto denominado Cisne Negro”.
Añadido a esto, las sospechas se vieron más fundadas con “…la llegada al aeropuerto de Gibraltar, el pasado jueves, de un Boeing 757 aparentemente fletado por Odyssey Marine Exploration, que lo cargó rápidamente y lo envió de vuelta a Nueva York”, como podemos observar en una noticia de El Correo Digital, rescatada por Notofilia.com [3]. Esta fuente cita que “Expertos británicos y estadounidenses opinan, sin embargo, que el tesoro de monedas de oro y plata pertenece al buque inglés 'Merchant Royal', naufragado en 1641 frente a la costa de Cornualles debido a que Odyssey solicitó en 2006 a un tribunal estadounidense los derechos exclusivos de rescate de un mercante del siglo XVII “… naufragado a unas 40 millas al suroeste de Inglaterra” y los consiguió en abril de 2007.
Aunque también cita que habría otra hipótesis sobre la verdadera identidad de “El Cisne Negro”. Ésta sería su identificación con “El Dorado de los Mares” que, en este caso se trataría de un navío español.

Aún con la incertidumbre, Odyssey se vio beneficiada con un aumento de “…un 80,87% en su cotización en el American Stock Exchange” en pocos días [2].

Tras el suceso y la denuncia por parte del Ministerio de Cultura, la ministra Carmen Calvo inició una investigación sobre el origen del pecio. Según indica La Voz, la ministra realizó unas declaraciones, en la conferencia pronunciada en la Fundación Valentín de Madariaga en Sevilla, indicando que “Ejerceremos todas nuestras competencias y derechos en el hipotético caso de que el hallazgo sea patrimonio español”. “Cuando lo sepamos con claridad, actuaremos con arreglo a las leyes españolas, que dicen que el patrimonio subacuático que está en el litoral español es de España, y activaremos todos los acuerdos internacionales a los que en esta materia podemos acogernos”. [4]

No sólo España sería la única interesada en conocer la identidad y ubicación del pecio, el gobierno británico también sería uno de los interesados en desvelar el secreto de “El Cisne Negro” que tan celosamente guardaban los caza-tesoros, según lo que declaró la embajada británica en Madrid.

Como una especie de juego de las adivinanzas, Odyssey desveló que el pecio hallado no era el HMS Sussex, según declaró en un comunicado: “"no es el HMS Sussex" y "no se halló en aguas próximas a donde se cree que está el HMS Sussex", para cuya identificación, que no extracción de su contenido, la empresa obtuvo permiso tras un acuerdo entre Reino Unido y España”. “Más allá de esto, no podemos confirmar la identidad del pecio (cuyo tesoro ha recuperado) porque ni siquiera nosotros estamos seguros”, dónde también indicó que “…había hallado el "Cisne Negro" en un punto indeterminado del Océano Atlántico pero "más allá de las aguas territoriales o de jurisdicción legal de cualquier país"”, según indica Crónica de Cantabria [5]. A lo que añadió: “Sobre la mayor parte de los restos arqueológicos que hemos recuperado, incluido el de este proyecto (llamado "Cisne negro"), surgirán reclamaciones de otras partes”… “Nuestros asesores legales nos han indicado que aun en el caso de que alguna reclamación prospere y sea legitimadas por los tribunales, nosotros recibiríamos la mayor parte" de las piezas recuperadas”, según publica La Flecha [6].

Tomando más datos de los comunicados de la empresa Odyssey Marine, podemos comprobar las aspiraciones de los caza tesoros respecto al “botín arqueológico”. Según aparece en Notofilia.com de una noticia extraída de El Sur Digital, Odyssey declara que: “Si somos capaces de confirmar que otra entidad tiene un legítimo reclamo legal sobre este pecio cuando -y si es posible- se verifique su identidad, tenemos la intención de facilitar un aviso a todas las potenciales partes reclamantes. Si otra entidad es capaz de demostrar que tiene un interés de propiedad en el pecio y/o su carga, que no ha sido abandonado legalmente, Odyssey solicitará una compensación por recuperación. En casos similares, los recuperadores de estos pecios han recibido hasta el 90 por ciento de lo extraído” [7]. Éste hecho de encubrimiento y falta de transparencia informativa, explica de alguna manera, la rápida estrategia del traslado de las piezas recuperadas, que fueron cargadas en Gibraltar con destino a Tampa.

En el Diario Vasco encontramos una noticia más aclaratoria sobre la zona de operaciones del Odyssey. Según el artículo, el buque caza tesoros estuvo operando sobre aguas de soberanía española durante todo el invierno. Éste hecho fue denunciado por Pipe Sarmiento, un particular español que utilizó un servicio de seguimiento por satélite de la aseguradora británica Lloyd´s, diseñado para combatir la piratería, que facilita con exactitud la posición de los buques mercantes.
Según las averiguaciones de Pipe Sarmiento, “el buque de los cazatesoros estadounidenses pasó la mayor parte del invierno en aguas del Estrecho de Gibraltar y pudo realizar la extracción del tesoro entre los días 1 y 17 de marzo”, sobre las mismas coordenadas que la empresa caza tesoros dijo que había localizado el HMS Sussex [8] (Se puede escuchar una entrevista radiofónica a Pipe Sarmiento publicada en La Gaceta Náutica [9]). Ésto se convirtió en una prueba sólida, y fue presentada en la conferencia “Galeones y Tesoros” en el Ateneo de Madrid, donde Juan Manuel García Menocal, presidente de la agrupación "El Mar y sus Ciencias", expuso: "Es por tanto absolutamente falso, que estos barcos hayan recuperado tesoro alguno en aguas del Atlántico, pues durante el invierno y hasta la fecha jamás han salido de las aguas españolas del Mediterráneo frente a Estepona y Gibraltar, donde han trabajado y rastreado el fondo marino durante los últimos 5 años. Para realizar la extracción de 500.000 monedas del fondo marino hacen falta varias semanas." [10].

En Buscalis.com, alguien se aventura a establecer una prueba sobre la nacionalidad del tesoro, según indica, “…una imagen tomada en el aeropuerto de Gibraltar por un operario durante la carga del tesoro del Odyssey en un avión con destino a Tampa muestra un real de a 8 de Carlos III. También indica un posible intento de manipulación por parte de Odyssey sobre las fotos que entregadas a la agencia Associated Press “…con el fin de borrar el perfil del Monarca español, según ABC denunciaba ayer”, según indica el portal [11].

Por otro lado, en 20 minutos [12], podemos observar más a fondo la discrepancia entre la empresa estadounidense y el gobierno español, haciendo una referencia a una entrevista publicada por El Mundo -que personalmente supongo que se tratará la entrevista a Greg Stemm que encontré a través de El País y que aparece recogida por Notofilia.com [13]-, en esta entrevista se le pregunta sobre la fotografía de la moneda de Carlos III, algo que Stemm niega y sigue “sin soltar prenda” sobre el origen del tesoro. Lo que no se le pregunta es por la zona de operaciones localizada a través del satélite. Además Stemm , a la pregunta “¿No habría sido mejor ofrecer al Ministerio de Cultura la posibilidad de involucrar a arqueólogos españoles en las expediciones?”, respondió: “Y lo hemos hecho. Les invitamos a mandar a sus arqueólogos desde que trabajamos en la zona. Hemos estado esperando desde enero de 2006. Si hubieran estado en nuestro barco no habría habido tantas preguntas”.

Esta respuesta cabría ponerla en relación con el artículo que encontré en el portal Nodo50 y que fue publicado por Ecologistas en Acción . El artículo denuncia las andanzas del Odyssey –que vienen de atrás- en el contexto de la recuperación del HMS Sussex en enero del 2006 y cuyo permiso fue concedido en el 2001 durante el gobierno del Partido Popular, así como la desidia de las instituciones españolas a las que pertenecen las competencias sobre la jurisdicción marítima (Junta de Andalucía), en cuanto a la solicitud de permisos -al parecer expirados- y la vigilancia marítima sobre las operaciones de esta empresa [14].

Según indica el artículo de 20 minutos, “…John D. Kimball, abogado de Nueva York, asegura que si se demuestra la procedencia del barco, el Gobierno responsable tendrá que demostrar sus derechos de posesión, y que las monedas eran suyas cuando se embarcaron”. En contraposición, el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, declaró tajantemente: “Si es un buque del Estado español y el contenido es de España: punto y final” [12].

Aún con esto, Odyssey manifestó su ánimo de continuar las exploraciones, programando una expedición mayor. Respecto a la continuación de la exploración, cabría decir que desde las sospechas, se encontraban vigilados por la Guardia Civil “la empresa norteamericana ha negado cicatería o maniobras de esquinazo. Incluso han llegado a afirmar que «cuando operamos en, o cerca de, aguas territoriales españolas, informamos de nuestros planes y movimientos a la patrulla marina de la Guardia Civil antes de enviar nuestros barcos. Ellos son capaces de monitorizar todas nuestras actividades visiblemente con sus patrulleras o a través de radar, por eso es ilógico sugerir que hemos realizado operaciones ilegales»” [7].

Ante la negativa a facilitar información sobre el pecio por parte de Odyssey, el gobierno español optó por llevar el caso a los tribunales contratando los servicios del abogado de Washington James A. Goold, que según declaró: “Hemos iniciado procedimientos legales en un tribunal de Tampa, Florida, para reivindicar el principio legal de que el legado cultural español que se encuentra bajo las aguas jurisdiccionales no puede ser recuperado sin la autorización del Estado español”.
Goold manifiesta que Odyssey no tiene derecho a rescatar los restos de navíos españoles sin permiso basando su argumento en la jurisprudencia, ya que los tribunales del Estado de Virginia rechazaron en el año 2000 una demanda de la empresa cazatesoros Sea Hunt sobre la propiedad de dos fragatas españolas, “La Galga de Andalucía” y “Juno” [15].
Según señala la demanda, el gobierno español trata de preservar sus derechos de propiedad “sobre el buque hundido mientras estaba al servicio del Reino de España y la carga y otras propiedades”, además de reservarse “la soberanía y los derechos sobre el buque, carga, artefactos y cualquier contenido” hallado en el pecio [16].

La última referencia que habría para el mes de mayo, la ofrece Gaceta Náutica, en la que confirma que el Odyssey extrajo el tesoro en aguas españolas.
En el artículo, se indica que el gobierno español “…no ha hecho nada, al menos desde 2002, por evitar la sustracción de un patrimonio cuya propiedad y custodia le corresponden por Ley”. Añadiendo que la Armada venía informando al gobierno sobre los movimientos del Odyssey sobre aguas españolas y éste no permitió ninguna acción a pesar de una ley preconstitucional de 1962 (Ley de Auxilios, Remolques, Extracciones y Hallazgos) que hubiera permitido llevar a cabo acciones contra los caza tesoros.
El artículo recuerda las pruebas contra Odyssey: el seguimiento hecho por satélite y la moneda de Carlos III, descartando que el pecio fuese el “Merchant Royal” ó el “HMS Sussex”, citados anteriormente.
También indica que: “Odyssey Marine ha perpetrado el saqueo del pecio en clara connivencia con el Ministerio de Defensa del Reino Unido. Según un contrato al que ha tenido acceso Gaceta Náutica, los cazatesoros y la Armada británica acordaron en 2002 repartirse el oro del Sussex”, argumentando que “El pasado 30 de marzo, apenas diez días después de la última campaña de extracción en el paralelo 36, cerca de la costa de Sotogrande, el Gobierno de Blair aparece como agente contratante del Ocean Alert, el barco que, supuestamente, trasladó las monedas hasta el puerto Gibraltar. Ni Odyssey ni Inglaterra han probado nunca que el barco hundido en las aguas españolas sea británico” [17].

Como resumen, durante el primer mes del “caso Odyssey” -aunque como hemos podido observar viene de antes- ha sucedido lo siguiente:
Una empresa estadounidense opera sin permiso sobre aguas españolas ante una cierta actitud de desidia de las instituciones.
La empresa caza tesoros encuentra el que puede ser el mayor tesoro hallado en la historia en un pecio, y rápidamente actúa, supuestamente con la colaboración del gobierno británico –viéndose envuelto-, traslada los materiales extraídos a su sede y oculta cualquier información.
El gobierno español emprende diversas acciones para conocer el origen del hallazgo ocultado por una empresa que acumula denuncias desde 1998.
Salen a la luz pruebas sobre la zona de operaciones del Odyssey y sobre la “españolidad” de los materiales hallados.
La empresa niega, “maquilla”, oculta o da respuestas ambiguas sobre la existencia de estas pruebas y el origen del pecio, mostrándo su ánimo por quedarse con lo expoliado.
El gobierno español emprende acciones legales contra esta empresa a través del sistema judicial estadounidense.

FUENTES

[1] EFE. Cultura sospecha que la empresa Odyssey podría haber expoliado el patrimonio español [en línea]. [Madrid]: El País, 2007 [Consulta: 19/05/2007] http://www.elpais.com/articulo/espana/Cultura/sospecha/empresa/Odyssey/podria/haber/expoliado/patrimonio/espanol/elpepuesp/20070519elpepunac_9/Tes

[2] SIMÓN, Alfonso. La empresa Odyssey rescata el mayor tesoro submarino de la historia [en línea]. [Madrid]: Cinco Días, 2007 [Consulta: 19/05/2007] http://www.cincodias.com/articulo/empresas/empresa/Odyssey/rescata/mayor/tesoro/submarino/historia/cdscdi/20070519cdscdiemp_17/Tes/

[3] [s.n.]. El Gobierno sospecha que el rescate de un tesoro submarino es un expolio [en línea]. [España]: Notofilia.com, 2007 [Consulta: 22/05/2007] http://www.notofilia.com/numismatica/noticias/el_gobierno_sospecha_que_el_rescate_de_un_tesoro_submarino_es_un_expolio_20070521513/

[4] WOOLLS, Daniel. Madrid reclamará tesoro si era de barco español [en línea]. [Madrid]: La Voz, 2007 [Consulta: 21/05/2007] http://www.azcentral.com/lavoz/spanish/global/articles/global_128996.html

[5] [s.n.]. La "cazatesoros" Odyssey afirma que el navío del que ha recuperado oro no estaba en aguas españolas ni era el HMS Sussex [en línea]. [Cantabria]: Crónica de Cantabria, 2007 [Consulta: 22/05/2007] http://80.34.38.142:8080/cronicadecantabria/index.php?envio=noticia&id=7373

[6] EFE. El Odyssey dice que recuperó el tesoro submarino conforme a las leyes [en línea]. [Madrid]: La Flecha, 2007 [Consulta: 22/05/2007] http://www.laflecha.net/canales/ciencia/el-odyssey-dice-que-recupero-el-tesoro-submarino-conforme-a-las-leyes/

[7] RODRÍGUEZ, Pedro. Odyssey aspira al 90 por ciento del tesoro [en línea]. [España]: Notofilia.com, 2007 [Consulta: 24/05/2007] http://www.notofilia.com/numismatica/noticias/odyssey_aspira_al_90_por_ciento_del_tesoro_20070524526/

[8] MÉNDEZ, Julián. El barco que rescató el tesoro operó en aguas españolas todo el invierno [en línea]. [Bilbao]: El Diario Vasco, 2007 [22/05/2007] http://www.diariovasco.com/prensa/20070522/aldia/barco-rescato-tesoro-opero_20070522.html

[9] OLIVER, David. La Armada española confirma en el programa de radio Ones de Mar que hubo prospecciones de cazatesoros extranjeros en aguas españolas [en línea]. [Palma de Mallorca]: Ones de Mar, IB3 Ràdio, 2007 [Consulta: 22/05/2007] Extraído de La Gaceta Náutica http://213.201.86.222/sesiones/gaceta/web/ones_de_mar/sp_7.mp3

[10] [s.n.]. Conferencia «Galeones y tesoros». Informe inédito sobre el caso del buque cazatesoros «Odyssey» [en línea]. [Madrid]: Ateneo de Madrid, 2007 [Consulta: 25/05/2007] http://www.ateneodemadrid.net/08Noticias.htm

[11] RUBÉN. El tesoro que el «Odyssey» cargó en Gibraltar es de monedas españolas [en línea]. [s.l.] Buscalis.com, 2007 [Consulta: 25/05/2007] http://www.buscalis.com/noticias/content/view/56/1/

[12] [s.n.]. El tesoro de Odyssey podrían quedárselo sus descubridores pese a que sea español [en línea]. [España]: 20 minutos, 2007 [Consulta: 25/05/2007] http://www.20minutos.es/noticia/239128/0/odyssey/tesoro/rescatado/

[13] [s.n.]. Los arqueólogos españoles podrían haber estado en nuestro barco [en línea]. [España]: Notofilia.com,2007 [Consulta: 26/05/2007] http://www.notofilia.com/numismatica/noticias/%22los_arqueologos_espanoles_podrian_haber_estado_en_nuestro_barco%22_20070525537/

[14] [s.n.]. El buque Odyssey usurpa nuestros fondos marinos [en línea]. [Cádiz]: Ecologistas en Acción, Nodo50, 2007 [Consulta: 22/01/2007] http://www.nodo50.org/ecologistas.cadiz/spip/article.php3?id_article=793

[15] CAÑETE BAYLE, Joan. España lleva el “caso Odyssey” a los tribunales [en línea]. [España]: Notofilia.com, 2007 [Consulta: 30/05/2007] http://www.notofilia.com/numismatica/noticias/espana_lleva_el_%b4caso_odyssey%b4_a_los_tribunales_20070530565/

[16] EFE. El Gobierno español demanda en EEUU a la empresa cazatesoros Odyssey [en línea]. [Miami]: Diario Ideal, 2007 [Consulta: 31/05/2007] http://www.ideal.es/granada/20070531/cultura/espana-demanda-eeuu-empresa_200705310231.html

[17] MIRÓ, José Luis. Confirmado: Odyssey robó el tesoro ‘más grande de la historia’ en aguas españolas [en línea]. [Palma de Mallorca]: Gaceta Náutica, 2007 [Consulta: 31/05/2007] http://www.diarioderegatas.com/basic/basic/estilos/index.php?contenido_pagina_defecto=../../index.php&contenido_servicio_tabla=template_noticia_detalle&contenido_show_table_id=70&nocache=5850

IMÁGENES
[s.n.]. RV Odyssey Explorer [en línea]. [Nueva York]: Eco-Photo Explorers, 2005. [Consulta: 07/10/2007] http://www.ecophotoexplorers.com/ssrepublic.asp

AP PHOTO/ODYSSEY MARINE EXPLORATION. In this photo provided by Odyssey Marine Exploration, Odyssey co-founder Greg Stemm, left, examines coins recovered from the "Black Swan" shipwreck with an unidentified member of the conservation team on Thursday [en línea]. [Canadá]: CBC, 2007 [Consulta: 07/10/2007] http://www.cbc.ca/cp/Oddities/070518/K051806AU.html