Escudo de Aragón: Las barras de Aragón

La referencia más antigua a las barras o "Señal real de Aragón" data del reinado de Alfonso II "el Casto" (1162 - 1196), cuando tal y como relata la «Crónica de San Juan de la Peña» éste monarca "mudó las armas e sennyales de Aragón e prendió bastones". Tras la ayuda que este soberano prestó al rey de Castilla y León en una de sus campañas militares, asistencia a la que en aquellos momentos estaba obligado el de Aragón. Si Alfonso II cambió su escudo y bandera es que anteriormente empleaba otros, aunque se desconoce cuáles eran exactamente.
En heráldica este emblema se define como cuatro palos de gules en campo de oro. Con menor frecuencia las barras también han sido llamadas "palos" o "bastones". Si utilizamos con propiedad el vocabulario heráldico, lo correcto sería emplear el primero de estos dos últimos nombres porque la palabra «barra» se refiere a una banda diagonal que va desde el ángulo superior derecho hasta el inferior izquierdo siempre desde el punto de vista de quien contempla el escudo. De todas formas el arraigo de la expresión barras ha sido tan profundo que se mantiene en la actualidad. El uso de las barras, nombre popular con que se conoce este motivo, se extendió a todos aquellos lugares donde gobernó el monarca de Aragón que, por cierto, fueron muchos: además de Aragón, las tierras que hoy en día forman Cataluña, Valencia, Mallorca, Sicilia, Cerdeña, Córcega, Provenza, Rosellón y Cerdaña, la ciudad francesa de Montpellier, algunas zonas de la actual Grecia, como los antiguos ducados de Atenas y Neopatria, y Nápoles, el último territorio que se incorporó a la Corona de Aragón. Todas estas posesiones estuvieron en un momento u otro de la Edad Media bajo la soberanía del rey de la Corona de Aragón.
¿De dónde proceden estas barras o palos?. Lamentablemente esta pregunta no tiene una respuesta segura. La hipótesis más aceptada y posible se basa en la temprana vinculación del reino de Aragón con la Santa Sede, en concreto desde el reinado de Sancho Ramírez (1064 - 1094) quien en 1068 viajó hasta Roma donde se comprometió a hacerse vasallo de San Pedro, hecho que finalmente se llevó a cabo de manera oficial en 1089. El rey de Aragón fue el único soberano cristiano de la Península Ibérica que tenía a fines del siglo XI esa peculiar situación. El rey y el reino de Aragón quedaron así bajo la protección especial de la Santa Sede. De los documentos que se expedían por el papado colgaba unas cintas de seda roja con hilos de oro que servía para sujetar el sello del pontífice y el rey de Aragón debió adoptar estos colores papales como propios en recuerdo de su especial vinculación con la Santa Sede.
Sin embargo la leyenda se adueñó del origen de este motivo y lo vinculó a una muy difundida tradición que lo relacionaba con la casa condal de Barcelona, totalmente descartada en la actualidad por la crítica histórica. Esta leyenda situaría el origen de la bandera o "Senyera" catalana, en el siglo IX. Según ella: Wifredo "el Velloso" (Guifré "el Pilós") participó en la batalla - que ganaron - contra los normandos para ayudar a su rey, el franco Carlos "el Calvo", y resultó gravemente herido, entonces el rey le dijo que por su valentía le concedería lo que le pidiera, Wifredo le solicitó un escudo de armas y el rey mojó cuatro dedos de su mano y los pasó por su escudo dorado (recubierto de cobre). De esta manera el escudo quedó marcado con cuatro barras de sangre. Por cierto, Wifredo "el Velloso" no estaba moribundo cuando el rey le concedió su escudo de armas, ya que más tarde - después de la batalla contra los normandos - en el año 870 éste le designó conde de Cerdaña y Urgell y en el año 878 conde de Barcelona y Girona. Murió luchando contra los musulmanes en Lérida en el año 897, a los 53 años. En esta basa su versión el cronista catalán Ramón Muntaner, improbable en todos los puntos dado que estos dos personajes no fueron cotemporáneos.

FUENTE
C.A.M.A.R.A

Artículos relacionados
Escudo de Aragón: La Cruz de Íñigo Arista
Escudo de Aragón: La Cruz de San Jorge

8 comentarios:

Ababol dijo...

Los hechos cuando se muestran, dejan al aire las medias verdades...
http://www.gencat.net/catalunya/cas/simbols.htm

Un buen artículo

Miguel dijo...

"mudó las armas e sennyales de Aragón e prendió bastones".

Hombre, aqui no dice nada de que sean cuatro, ni que de que color... Como se puede llegar a la conclusion de que se tratra del actual escudo y bandera de Aragon?

Víctor Vela dijo...

Hola Miguel, gracias por tu comentario.
Desde luego, no sería el actual escudo de Aragón, ya que data de finales del siglo XV.
En cuanto a la bandera o mejor dicho estandarte para la época medieval, la verdad es que efectivamente, la Crónica de San Juan de la Peña no ofrece una información detallada, a partir de aquí habría que observar la iconografía utilizada desde tiempos de Alfonso II.
Cabe decir también que lo que hoy sería la bandera no era más que un distintivo familiar de la casa real de la Corona de Aragón, pudiéndo ser usado indistintamente con otros iconos como la Cruz de Íñigo Arista. En este caso no supondría un símbolo territorial.

Javi Hispánico dijo...

Hola, veo que te interesa la historia. Yo tengo un blog sobre historia y cultura de Cataluña que quizás te gustaria visitar.

http://elprincipatdecatalunya.blogspot.com/

Un saludo.

Dani dijo...

Pues la leyenda dice que un vasallo moribundo le puso la mano ensangrentada en el pecho al rey a las afueras del castillo de loarre, donde hay un pequeño "monumento" por asi llamarlo sobre el tema.

Anónimo dijo...

I really like when people are expressing their opinion and thought. So I like the way you are writing

Anónimo dijo...

I would appreciate more visual materials, to make your blog more attractive, but your writing style really compensates it. But there is always place for improvement

0=€:::JOSE:::> dijo...

Muy buen articulo, como Javi, yo también tengo un curioso blog sobre historia y cultura, pero valenciana.
Si tienes tiempo me gustaría que lo vieras.
Por cierto, me gustaría hablar contigo. Tenemos cosas en común,