¡A buenas horas mangas verdes!

En Castilla, existía una institución para defender el orden público: la Santa Hermandad, que alcanzó su apogeo durante el reinado de los Reyes Católicos. Éstos vestían un chaleco de piel que dejaba al descubierto las mangas de la camisa, que eran de color verde. Por eso se llamaban, además de cuadrilleros (iban de cuatro en cuatro), mangas verdes. Parece que este cuerpo fue eficaz en sus primeras épocas, pero que luego fue perdiendo efectividad y que nunca llegaba a tiempo al lugar donde había un crimen. De ahí proviene la expresión : ¡A buenas horas, mangas verdes!.

Visto en Clío. Enero 2003