Entrevista a Santos Juliá: "Las Dos Españas"


A continuación publico esta entrevista extraída de laverdad.es al historiador Santos Juliá a propósito del ciclo Claves de la Historia de España Contemporánea celebrado el pasado 9 de abril en Albacete.
El historiador muestra su visión de las dos Españas que dió título a su libro homónimo (SANTOS JULIÁ. Historia de las Dos Españas. Taurus. Madrid. 2004) que le valió el Premio Nacional de Historia en 2005.

¿Cuáles son las 'dos Españas' de su ponencia?

-Desde la Revolución liberal aparece una escisión interna de la Nación española. Las dos Españas, en tiempos de los románticos, significaba la pugna entre innovadores y tradicionalistas, liberales y católicos, entre los amantes del progreso y los que querían volver a la tradición... Así se va definiendo una oposición bipolar entre una España que pretende vincularse con una tradición de libertad y democracia y otra que intenta continuar una historia de tradición, de catolicismo, de religión. Eso fue al principio; luego, esa metáfora de las dos Españas enfrentadas tiene mucho recorrido y llega al punto de mayor confrontación con la Guerra Civil, en la que unos piensan que están luchando por la verdadera España contra la antiEspaña y otros piensan que luchan por una España popular frente a otra de traidores a las potencias extranjeras.

¿Esa metáfora llega hasta nuestros días?

Esa metáfora se transforma a partir de los años sesenta, cuando se produce el proceso de secularización y el Concilio Vaticano II abre la vía de la incorporación al pensamiento católico de la pluralidad. Es curioso, entonces, como se transforma el concepto de las dos Españas en la idea de una España plural en la que cabe todo. Creo que eso tiene que ver con la transformación de la idea católica vinculada a una idea de Nación española y socialmente católica y también a la llegada de una nueva generación, la del medio siglo, que se desvincula por completo de la tradición de las dos Españas enfrentadas y busca canales de comunicación.

¿Los más jóvenes entienden este concepto?

Los jóvenes de ahora tienen otras experiencias, el combate cultural y político actual no se está definiendo como un enfrentamiento entre dos Españas. Ahora bien, conocer cómo se ha desarrollado esa pugna ideológica secular tampoco viene mal; hay que conocer las raíces de las que se derivan ciertas retóricas de enfrentamiento.

¿Conocemos bastante la historia de este país?

No me atrevería a dar una opinión genérica; yo creo que hay un interés en muchos sectores, como lo atestigua la avalancha de libros de Historia. Sin embargo, hay gente que 'pasa' por completo y otra que está más interesada. Yo no diría, en general, que la sociedad española ha olvidado su pasado; nunca he dicho que seamos amnésicos, no creo que tengamos que pasar por una fase de recuperación de una memoria perdida.

Sin embargo, lo de recuperar la memoria histórica está bastante presente...

-Memoria es algo que uno recuerda para hacerlo presente, conmemorarlo, condenarlo o revivirlo, y eso siempre ha estado entre nosotros. Otra cosa es el conocimiento del pasado, y en ese sentido no creo que se haya perdido la memoria histórica.

¿La Historia se repite?

-No, nunca se repite porque las sociedades cambian. Hoy es impensable, por ejemplo, que se reproduzcan las condiciones en las que se produjo la Guerra Civil; la sociedad actual es muy distinta.