F.U.C.K.

En la Inglaterra medieval la gente no podía tener sexo sin contar con el consentimiento del rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo debían solicitar un permiso al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar en su puerta mientras mantenían relaciones. La placa decía "Fornication Under Consent of the King" (F.U.C.K.). La acepción actual de fuck, no necesita de consentimientos regios para su acción.

Visto en: Solidaridad.net