Armar la de San Quintín

El origen de esta frase hecha tan utilizada, lo debemos buscar en la España de tiempos de Felipe II.
Hace referencia a la conocida como batalla de San Quintín librada en 1556 durante los primeros años del reinado de Felipe II y encuadrada en el conflicto mantenido por las monarquías francesa y española sobre Flandes.
Nápoles, invadido por Enrique I, duque de Guisa para la monarquía francesa, tuvo su contestación en el mandato de Felipe II para que las tropas españolas situadas en los los Países Bajos españoles invadieran la Francia de Enrique II, asediando San Quintín.
Al parecer se libró una cruenta batalla que se cobró muchas vidas de ambos bandos cuando tropas francesas fueron enviadas a levantar el asedio.
Finalmente, las tropas españolas vencieron a las francesas y consiguieron la rendición de San Quintín. Posteriormente, en 1558, las tropas de Felipe II volverán a vencer en la batalla de las Gravelinas, forzando a Francia la firma de la Paz de Cateau-Cambresis en 1559.
En conmemoración a este triunfo, Felipe II mandará construir San Lorenzo del Escorial.

Hoy día esta frase se utiliza para describir alguna pendencia o riña muy violentas.

1 comentarios:

Nacho_7712 dijo...

Bien documentada la descripción y la atingencia a la frase "se armó la de San Quintín" que todos los españoles hemos aprendido y leído desde la primera enseñanza. Dichos caseros como este son bien ilustrados para la enseñanza en este documento.
Ignacio Sagone, Guatemala