Charles de Batz de Castelmore: El mosquetero D´Artagnan

Todos conocemos, o hemos oído hablar del mosqutero D´Artagnan por la ilustre novela "Los Tres Mosqueteros" de Alejandro Dumas. Lo que ya no solemos conocer es que este personaje existió en la realidad y que la famosa novela del XIX está basada en una biografía panegérica del XVIII llamada "Memorias de señor D'Artagnan, teniente capitán de la primera compañía de los Mosqueteros del Rey" y escrita por Gatien de Courtilz de Sandras, un ensayista y ex compañero de armas del personaje, en 1700.

El que popularmente conocemos como el mosquetero D´Artagnan, fue Charles de Batz de Castelmore, Conde de Artagnan, nació alrededor del año 1613 (algunos dan un margen de una década, entre 1610 y 1620, sin concretar), en el castillo ancestral de su padre, el castillo de Castelmore, en la comunidad de Lupiac, cantón de Aignan, en Armagnac (Gascuña). Su padre era Bertrand de Batz de Castelmore, y su madre Françoise de Montesquiou, hija del señor d'Artagnan en Bigorra. Es pues de su familia materna que el futuro mosquetero tomará prestado su nombre de "D'Artagnan".

En 1640, subió a París para reunirse con sus tres hermanos, todos haciendo carrera en el ejército como muchos otros Gascones, muy preciados por sus cualidades militares.

Cadete en el regimiento de las Guardias Francesas, en la Compañía del Capitán des Essarts, cuñado del bearnés Conde de Tréville, que ostentaba el mando de la Compañía de los Mosqueteros del Rey.

De 1640 a 1642, D'Artagnan participa en las distintas operaciones militares de Arras, Aire, Bapaume, de Collioure y de Perpiñán.

En 1644, entra en la Compañía de los Mosqueteros del Rey, donde ya se halla incorporado su hermano Paul, luego pasa en 1646 al servicio del Cardenal Mazarino, el cual será durante toda su vida, un verdadero y fiel protector.

Es en 1658 cuando D'Artagnan adquiere su título de subteniente de los Mosqueteros, tropas de élite de las cuales obtiene la dirección.

Hombre de confianza y caballero infatigable, recibirá de Mazarino su ascenso de Capitán en el Regimiento de las Guardias. Con ese grado participará en las distintas operaciones militares que se realizan en la guerra franco-española, en los Países Bajos y en el asedio de Stenay.

Su situación en la corte le obliga a contraer matrimonio. Es en uno de esos aristocráticos salones del Marais, que frecuenta con asiduidad, que conocerá a una rica viuda, Charlotte-Anne de Chancely, Dama de Sainte-Croix. A ese lustroso matrimonio le precede, el 5 de marzo de 1659, el contrato matrimonial con las firmas del rey Luis XIV, del Cardenal Mazarino, el Duque Antoine III de Gramont, Mariscal de Francia, y François de Besmaux, Gobernador de La Bastilla (y compatriota de D'Artagnan).
Tuvo el privilegio de dirigir la escolta de la comitiva real, atravesando su país natal, para ir de camino a San Juan de Luz, donde el rey iba a matrimoniar con la infanta española Maria Teresa de Austria, hija del rey Felipe IV de España.

Dos meses después, encabezando a los Mosqueteros, participó a las fastuosas ceremonias celebrando el real enlace en la capital francesa.

Fue sobre la orden del rey que D'Artagnan arrestó al superintendente de Finanzas Nicolas Fouquet, el 4 de septiembre de 1661. Delicada misión de la cual salió aireoso, felicitándole Luis XIV por su buen hacer.

En 1665, obtiene una comisión que le otorga el mando de la Iª Compañía de los Grandes Mosqueteros del Rey. En 1667, recibía el cargo más ilustre del Reino, el de Capitán de esa compañía con autoridad sobre el conjunto de los Mosqueteros del Rey. También le conceden las funciones de gobernador de la ciudad de Lille, reemplazando al mariscal-duque de Humières.

Durante la campaña de Holanda, conducida por el rey en persona, Maastricht, principal ciudad de Brabante, fue asediada y tomada.

El 25 de junio de 1673, D'Artagnan, llamado en refuerzo, encontraría la muerte al frente de sus tropas en el curso de un violento asalto en el sitio de Maastricht, durante la Guerra Franco-Holandesa. Recibió una bala en plena garganta.

Al llegarle la noticia de su muerte, Luis XIV lloró a su valeroso mosquetero y alabó sus méritos.

El final heróico y el carácter extraordinario de ese gascón, le valieron esa reflexión:"D'Artagnan y la Gloria tienen el mismo ataúd."

La Familia Real Francesa le rindió un último homenaje, un año después de su muerte. Sus dos hijos, de 14 y 13 años, fueron bautizados por el obispo Bossuet en persona. El primogénito fue apadrinado por el Rey y la Reina. El menor, por el Gran Delfín y la Duquesa de Montpensier.

Visto en: Retratos de la Historia

1 comentarios:

Amparo dijo...

Muchas gracias por la información. estoy releyendo Los tres Mosqueteros y para mí ha sido una agradable sorpresa saber que el Mosquetero D´Artagnan existió realmente.
Excelente página, cuidada y amena.
Enhorabuena